El Valor de los Valores

por alexberros

foto_mision-vision_0

Los valores corporativos representan el conjunto de principios que gobiernan tanto la conducta interna como las relaciones que una organización mantiene con sus Usuarios de Ciclo de Vida (Usuarios).

En el terreno empresarial, los valores van a constituir la esencia misma de la cultura de la compañía.

Así, dichos valores ofrecen una guía clara sobre la filosofía y el comportamiento que todos los miembros de la organización deben adoptar para alcanzar el propósito o visión de la misma. Y ya estén expresados de forma implícita o explícita, los valores definirán la forma en la que las organizaciones resuelven las tareas, actividades, problemas y oportunidades que se les plantean.

Los valores corporativos influencian de forma decidida el comportamiento a largo plazo de la organización y cuando están integrados íntimamente en la misma, constituyen una fuente de valor para la propia organización y sus Usuarios.

Por ello, el hecho de que los integrantes de la organización compartan un conjunto de valores resulta fundamental para que la propia organización actúe de forma coordinada.

Sin embargo, y por desgracia, este no suele ser actualmente el escenario más habitual, y así, para muchas compañías valores tales como integridad, respeto por las personas, satisfacción del cliente, innovación, desarrollo social, etc., no dejan de ser meros mensajes vacíos que no están alineados con su comportamiento y objetivos reales. Y en estos casos, cuando existe diferencia entre los valores declarados por la organización y el comportamiento de esta, todo lo anteriormente señalado puede tener un efecto opuesto.

Por eso, más que la vistosidad o forma de presentar los valores, lo que realmente resulta importante para el adecuado desarrollo de los mismos es el comportamiento de los líderes en su aplicación diaria. Si las acciones que estos desarrollan son las adecuadas, la organización estará poniendo los medios necesarios para que dichos valores empapen y conformen el comportamiento real de la misma.

Lo que realmente da valor a los valores es su aplicación decidida tanto a nivel interno para potenciar la eficacia, productividad y sentimiento de pertenencia de los trabajadores, como a nivel externo para crear un elemento diferenciador para los Usuarios.

Para terminar, desearía poner el ejemplo de los valores adoptados por la empresa farmacéutica Johnson & Johnson, elaborados en el año 1943 y que, sin ser modificados, han permitido el desarrollo de la compañía a lo largo del tiempo mediante su aplicación para definir el comportamiento y la ética de todos y cada uno de sus trabajadores.

Anuncios